BLOG

Todos tenemos características, gustos y preferencias que definen el tipo de persona que somos, con el paso del tiempo la tecnología se ha sumado y poco a poco se posicionó un paso adelante de nosotros. Así es como la variedad de dispositivos móviles se amplió y hoy en día hay celulares que parecen ser diseñados especialmente para cada uno de nosotros con funciones específicas para satisfacer nuestras necesidades. 

"Me dicen el Grinch"
Generalmente se queja de cualquier detalle que tenga el móvil, ya sea una cámara doble, un botón extra, pantalla parcialmente táctil, actualizaciones, sensores, volumen, siri o Cortana. Cualquiera de estas opciones podrán ser lo suficientemente negativas para un mal comentario, jamás estará satisfecho con el producto final.

"Soy un poco Needy"
Hace uso de su smartphone cada momento que puede, está tan acostumbrado a hacerlo que le resulta complicado recrear una conversación real con alguien en vivo y directo. Es del tipo que compra fundas, protectores, seguros, aplicaciones y las más recientes actualizaciones, para siempre tener todo bajo control.

Im a maniac "Geekmaniaco"
Nunca faltará en nuestro circulo de amigos, este si es el verdadero master de la tecnología y seguramente tendrá el más poderoso de los smartphones, aquel que tiene memoria suficiente para soportar juegos, imagenes y un gran sistema operativo ya sea iOS o android con una pantalla enorme para esos definidos gráficos. 


"TrendiBabe"
Siempre está atento a nuevos lanzamientos, no importa si no tiene la capacidad suficiente o si las funciones no van acuerdo a sus necesidades, simplemente estará al acecho de lo "atractivo" siempre a la vanguardia, los colores, el diseño, lo que en ese momento se considere lo más "hot"  querrá tenerlo, ya que esto le dará un sentimiento de felicidad incomparable.

Call me "Din-Godín"
No puede separarse de esta su arma más letal, cualquier dispositivo que elija le dará una tarea específica, recordarle las próximas juntas, la entrega final de proyecto, las alarmas para los cumpleaños, rutinas diarias, así como las promociones de ese café super fancy con colores arcoiris. No olvidemos que si este dispositivo llegará a perderse, sería el fin de su tan organizada vida.

"Ecall-friendly"
A este usuario no le importa si el teléfono que posee es el más nuevo, el más trendy, el más bello visualmente o si tiene la capacidad necesaria. Únicamente que este haya sido fabricado de una forma un tanto no contaminante, vaya con materiales reciclados, que al medio ambiente no le cueste tanto su fabricación. 

"Mcfly" Volviendo al pasado
Súper fanático de lo retro, le da pánico actualizarse. No le interesa ser partícipe de la comunicación a través de palomitas azules que le indiquen cuándo han leído su mensaje, le gusta lo fácil y con lo que siempre trabajó. No tiene idea sobre un sistema operativo o como este puede beneficiarse, mientras el teléfono cuente con letras y números que lo ayuden a comunicarse y uno que otro juego de viborita para matar las filas, mucho mejor.

Cero Fanatismo "El religioso"
Hace de su compra todo un ritual, es aquel que lleva al extremo el fanatismo, ese que espera y acampa 4 días para obtener el nuevo modelo, claro que ya ha comprado todos los modelos que han salido y hasta participa en discusiones sobre porque si era necesario suprimir un puerto usb y aumentar 4 pulgadas en la pantalla, tiene además de su dispositivo móvil toda la gama que podría bien ser una colección valiosa, desde mochilas, calcetines hasta el símbolo de su marca preferida en sus diversas evoluciones.

Usuaurio "Raw-ramente prehistórico"
El misterio más grande es descubrir cómo es que tiene el mejor equipo en sus manos, si ni siquiera puede ver la pantalla a una distancia decente, si ese que grita porque "siente" que no lo pueden escuchar a través de ese pequeño dispositivo. Ese que toma una foto como en aquellas primeras cámaras, si justo como lo imaginas, pegando el ojo a la cámara y entonces te preguntas incómodamente...¿Porque? #YaLlevameJobs


Si te identificaste con alguno de estos usuarios...¡vamos! sabes que si. No te sientas mal, al final es un reflejo de cómo la tecnología nos alcanzó y de cierta forma nos cumple ciertos caprichos extraños que surgen al ser un consumidor que cada día necesita más y más atención personalizada. 

¡Nos vemos en la próxima!